Enclavado en una posición estratégica al encontrarse en un cruce de caminos, San Juan del Puerto siempre se ha identificado con el Río Tinto y sus marismas.

Un pequeño repaso a nuestra historia...

historia_header

Aunque existen diversos estudios que demuestran la existencia de asentamientos desde la prehistoria en el término municipal de San Juan del Puerto, los principales vestigios de población pertenecen a la época romana, como indica el puente sobre el Arroyo Candón, en el camino de Sevilla, y a la edad media, cuya evidencia son los restos de la torre-fortaleza que poseía funciones relacionadas con la vigilancia y defensa del territorio. Sin embargo, según las pruebas documentales existentes, no sería hasta el s. XV cuando tuvo lugar un mayor aumento de la población en la zona.

1468

Puerto de San Juan

La fundación de San Juan del Puerto, a través de la Carta Puebla concedida por los Guzmanes el 10 de enero de 1468, se inserta en el marco de la repoblación interior que tuvo lugar en la Andalucía bética de los siglos XIV y XV y coincide en el tiempo con la efectuada en otras localidades de la provincia de Huelva.
Sin embargo, antes de la fundación existió un pequeño puerto al servicio de pescadores y gentes humildes, por donde se embarcaban algunas frutas y vinos. La coyuntura económica del s. XV favoreció el comercio que, en la margen izquierda del Tinto, realizaban los puertos de Moguer y Palos fuera del control de los Medina Sidonia. Desvelada la importancia estratégica de este lugar en la margen derecha del Tinto, motivó que el Conde de Niebla y Duque de Medina Sidonia, en 1468, otorgara carta de Privilegios para poblar el Puerto de San Juan, primera denominación que se otorgó a la localidad. Así pues, la fundación del Puerto de San Juan tuvo esencialmente un motivo económico y comercial, siendo ya a finales del s. XV uno de los principales referentes comerciales del Condado de Niebla, lo que provocó un notable aumento de la población.

1493

San Juan y el Descubrimiento

La situación geográfica de la localidad y su enjundia marinera colocaron desde un principio a los vecinos del lugar en el camino hacia las Indias. De nuestra localidad partieron varios marinos como fueron Miguel Muliart, concuñado de Colón y Mateo Morales (1493) y Alonso de la Calle (1502); aunque, con toda probabilidad, la tradición marinera motivó que otros vecinos de San Juan participaran también en estos primeros viajes al Nuevo Mundo.
Hay que destacar la vinculación familiar de Colón con San Juan del Puerto, ya que en el término municipal poseía unas tierras, cercanas a la margen derecha del Tinto, su cuñada Briolanja Muñiz de Perestrello, esposa del citado Miguel Muliart. Debido a la buena relación familiar, existe incluso la hipótesis de que en su casa se alojara el hijo de Colón, Diego, mientras su padre viajaba por primera vez al Nuevo Mundo.

S. XVI-XVIII

Auge comercial del puerto

En 1551 el Puerto de San Juan pasó de denominarse “lugar” a “villa”. En los s. XVI y XVII, gracias a su situación geográfica y a los privilegios concedidos por el Duque de Medina Sidonia y Conde de Niebla, la localidad se erige como el puerto principal de la zona en cuanto a exportación de productos del condado, así como en un punto redistribuidor de las importaciones extranjeras para la costa onubense.

Durante el s. XVIII San Juan del Puerto funciona como verdadera avanzadilla de toda una campiña que vive también del comercio. Las producciones principales fueron trigo y vid de los campos, leñas y corchos de las dehesas y ejidos y sal de las marismas.

S. XIX-XX

Ferrocarril minero

La actividad portuaria en el s. XIX decae. No obstante, la explotación colonial inglesa de las minas del Andévalo darán un nuevo auge al desarrollo del puerto. Así, en 1867, se inician las obras de construcción del ferrocarril del Buitrón, primer ferrocarril minero de Huelva. Se acondicionó el embarcadero de la ría de San Juan para recibir los minerales de pirita cobriza y de los productos agrícolas, ganaderos y forestales de todos los pueblos por los que pasaba el ferrocarril (Valverde, Beas y Trigueros). La actividad quedó paralizada en 1969 ante su falta de rentabilidad.

Desde 1875 hasta 1974 circuló por San Juan, con destino al muelle de Huelva, el ferrocarril de la compañía de Río Tinto, que transportaba mineral y viajeros desde la localidad homónima.

En 1880 la Compañía de Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante, M.Z.A., comenzó el transporte de mercancías y viajeros entre Huelva y Sevilla. A partir de 1941 pasó a formar parte de Renfe y, más recientemente, de Adif. Es, de las tres líneas que pasaron por el término municipal, la única que sigue prestando sus servicios.

Actualidad

Durante los últimos años, esta localidad se ha ido dotando de una serie de servicios culturales, educativos, deportivos y sanitarios de máxima calidad que han provocado un desarrollo urbanístico importante para dar respuesta al gran número de personas que han elegido a San Juan del Puerto como lugar para vivir. Hoy, San Juan del Puerto, con una población joven y formada, está inmersa en un proceso de desarrollo industrial y de transformación agrícola que, a medio plazo, consolidará al municipio como uno de los más prósperos de la provincia.

Recientemente se ha conseguido recuperar el Área Natural Salinas y Muelle del Tinto, un espacio que se ha convertido en un referente para los sanjuaneros. La construcción de la pasarela peatonal, que ha eliminado la barrera ferroviaria posibilitando el acceso a dicho entorno y al Puerto Histórico; y del pantalán, son algunas de las actuaciones que se han llevado a cabo en este sentido y contribuyen al desarrollo y puesta en valor del lugar.

historia-timeline-01
06
14
12
14
historia-timeline-05
Close Search Window